Está compuesto por una docena de gaiteros y percusionistas de ambos sexos y llevan desde años haciendo florecer la musica popular gallega.

Esta dirigido por el conocido y polifacético maestro Marcos Campos, un virtuoso con un instrumento en la mano.